Sonrojante derrota de un DKV dormido

Los isleños tratarán de revertir la situación en su próximo encuentro

El conjunto isleño entró dormido al partido y un parcial inicial de 9-0 dejaría a las claras lo que sería el encuentro. Una reacción de los isleños con otro parcial de 2-9 reducía diferencias (11-9 min. 7) pero fue un espejismo. Otro 9-2 de parcial dejaba el marcador al término de los primeros diez minutos de juego en un claro 20-11.

DKV

El segundo cuarto comienza con una canasta de Tugores, pero a partir de ahí, debacle total. Parcial de 16-0 que aumentaba la diferencia a 22 puntos (36-14). Los locales anotaban triples con facilidad y Tasio Vázquez campaba a sus anchas en la pintura. El solo llevaba al descanso más rebotes (16) que todo el conjunto isleño (14). El DKV lo fallaba todo, incluso bandejas en contraataques solos.

En el tercer cuarto, cuando se esperaba una reacción visitante, más de lo mismo. Un conjunto local que anotaba con facilidad ante la pasividad isleña y un equipo visitante donde solo Tugores y Guille Alcaraz anotaban algo en ataque.

En el último período, Novaschool aprovechó para dar minutos a todos sus jugadores y a los 5 minutos alcanzaron la máxima diferencia, 40 puntos (79-39). El DKV demostró no estar en el partido en ningún momento, superado por los locales en todos los aspectos del juego. 52-27 en rebotes y 52% en triples frente a un 25% son muestras de la superioridad local. Los isleños por no hacer, no hicieron ni faltas. En definitiva, sonrojante derrota del DKV y mucho tendrán que cambiar las cosas si este equipo quiere mantener la categoría.

La semana próxima, habrá un parón liguero y dentro de dos semanas los isleños se enfrentarán a Coín en otra salida. No se entiende la confección del calendario, donde los isleños tendrán tres encuentros consecutivos fuera, para después jugar cuatro seguidos de local. Pero así las cosas, los isleños tratarán de revertir la situación y dar al menos otra imagen de la ofrecida en el Rincón de la Victoria.