Severa derrota del San Fernando en Mérida

Pese a la superioridad de los azulinos, los del Romano se adelantaron en el marcador y supieron administrarlo

En la salud y en la enfermedad. Si hemos estado unidos en los momentos buenos, también hay que estarlo en los malos. Es hora de apretar los dientes y trabajar con más ahínco que nunca para conseguir el objetivo de la permanencia. Es cierto que han sido tres derrotas consecutivas, pero todos sabemos que el fútbol es cuestión de dinámicas. La dinámica negativa volverá a dar paso a la positiva.

San Fernando Mérida

Tres novedades en el once de los nuestros. Galindo retornaba tras casi dos meses de ausencia. Francis recuperaba la titularidad en detrimento de Iván. Y, por último,
Méndez tuvo que reciclar a Gerrit e incrustarlo com central junto a Regino. No son dos centrales al uso. Faltaban Sergio Castillo, Rubén y Fran.

Con todo, los azulinos salieron muy enchufados al partido, siendo un equipo que se anticipaba, robaba y salía rápido a la contra. Nos recordaba al San Fernando de la primera vuelta. Sin embargo, en el minuto diez el conjunto de Eloy Jiménez encontraba ese gol que se le negaba en el 2017. A decir verdad, el gol parecía flagrante fuera de juego, pues Hugo Díaz se encontraba por delante de la defensa. Error arbitral que costaba caro.

No sería el único error. Pocos minutos más tarde derribo del portero local a Dani que zanja con amarilla para el capitán azulino. Árbitro Oikos, casero casero. Se rehace el San Fernando. Llegan ocasiones como el lanzamiento de Galindo, un chat raso de Francis que ataja Bernabéu, Carralero arriba, pero especialmente clara la del minuto 35, cuando Mario conecta por dentro con Espinar, pero el de Lora no está afortunado en su remate.

En la recta final de la primera parte, veloz cabalgada de Dani Martínez que no fructifica. La afición local sufre y se impacienta con los suyos, dado que veía que los azulinos (hoy de rojo) podían empatar en cualquier momento.

Al descanso, se llega con un 1-0 (gol en fuera de juego), habiendo sido infinitamente superior el conjunto isleño.

La segunda entrega comenzaba con sobresalto. Derribó de Galindo a Yacine y Peña máxima que Hugo Rodríguez malograba. Balón arriba. Continuaba el 1-0. Méndez movía piezas. Estimó oportuno dar entrada a Javi Trujillo que debutaba con la azulina.

Dos nueves para encontrar el paraíso del gol. En el 55’ Carralero caía dentro del área, pero ahí queda la duda. Tres minutos más tarde Gerrit enviaba un misil que hizo temblar a más de un aficionado. El balón pasó cerquisima del palo izquierdo de Bernabéu. El caprichoso balón no quiso entrar.

Se buscan más soluciones. Ahora Javi Medina por Espinar. Se busca un perfil ofensivo diferente. Los de Eloy Jiménez encontraban un gol balsámico en las botas de Carlos Rodríguez, tras jugada de su fichaje Óscar Rico. Mazazo anímico.

Entra Iván por Carralero. El corazón ya puede más que la cabeza. En el 88′ anotaba Javi Medina, pero al parecer en fuera de juego. ¡Qué mala suerte en este aspecto! De nuevo una jugada dudosa favorecía a los Romanos. Se tira de orgullo a la búsqueda de recortar distancias, pero lo que llegó fue el gol de Yacine en los estertores del encuentro (3-0).

Ahora solo toca apelar a la unión de todos que es la clave para la permanencia. Queda margen suficiente para confiar en la plantilla y cuerpo técnico. Son los mismos que nos han hecho sentirnos orgullosos.