Antonio Lagares: “La historia de la Venta de Vargas es la historia de San Fernando”

El escritor sevillano y afincado en La Isla desde hace 40 años ultima el lanzamiento de su libro sobre la histórica venta

Nació en Sevilla hace 58 años y desde hace 40 ostenta la condición de isleño. Algunas publicaciones dicen de él que es un escrito de la ‘Generación Kindle’. Actualmente tiene publicados varios trabajos literarios: el libro de relatos y poemas ‘Gaviotas del sur’; ‘Obsesión’, también un libro de relatos; ‘El ángel de la guarda’, ‘Viaje sin retorno’, ‘La rastreadora’ y ‘Bobo’ son sus novelas. Y próximamente, “entre el 30 de marzo y el 6 de abril”, tendrá lugar la presentación de una nueva obra, sin título definitivo aún, que contará la historia de uno de los lugares más populares y señeros de San Fernando, ‘La Venta de Vargas’.

Venta de Vargas

El manuscrito de Lagares contará los cerca de 100 años de historia de este histórico local, desde 1921 hasta la actualidad: “100 años de historia del flamenco y 100 años de historia de San Fernando”

-¿Por qué un libro sobre la historia de la Venta de Vargas?

“Desde que era joven y llegué a San Fernando venía con mi padre mucho a la venta y empecé a conocer la cantidad de historias y personajes que tiene a su alrededor, su olor a flamenco. Conocí a amigos que me introdujeron en el universo de Camarón, también a miembros de su familia, y supe que aquí había mucha historia que contar y que nadie se había atrevido a hacerlo. En 2010-2011 propuse la idea de escribir la historia de la Venta a Lolito y a Joselito Picardo y les encantó. Desde ese momento y hasta hoy he estado trabajando”.

-Un trabajo de casi siete años

“Ha tenido muchos intervalos, porque también he escrito mis novelas. Este libro lleva consigo una muy intensa investigación, pues todo el mundo te cuenta historias que han pasado de boca en boca pero que hay que documentarlas y ver qué parte de verdad y qué parte de ficción o leyenda tenían. Ello ha supuesto mucho tiempo de investigación en el Archivo Municipal remontándome a 1890, consultando los legajos y los documentos de industria, hasta los tiempos en que se llamaba ‘Venta Eritaña’. El traspaso a la familia Picardo, el cambio de nombre, etc… En este caso he tenido la suerte de contar con el archivo de la familia Picardo, pues a Juan Vargas le gustaba mucho escribir. Con todo ello he ido construyendo la historia de la Venta”.

-Se habrá encontrado con historias de todo tipo

“De todo tipo, muchas contables y otras no tanto. Desde 1921 ha pasado mucho, los años de la Posguerra, artistas de todo tipo, políticos, famosos, todos han pasado por la Venta. Si un torero tenía una faena en cualquier lugar de la Provincia terminaba aquí comiendo o cenando, el propio Manolete se vestía aquí aunque toreara en Cádiz.

Venta de Vargas

-Teniendo en cuenta su producción literaria, ¿cómo es que su nombre no suena más en su tierra?

“Yo por desgracia tengo más repercusión fuera de mi tierra. En el sur de los Estados Unidos y en México vendo muchos libros, y aquí en España en todo el Levante y el norte, en San Fernando soy un desconocido, sólo le digo que no pertenezco a la Academia de San Romualdo, pero poco a poco me van descubriendo”.

¿Este nuevo libro es muy diferente a lo que ha publicado hasta ahora?

“Sí, pues se trata de contar la historia sobre un determinado lugar, la Venta de Vargas, aunque ciertamente me está dando material para escribir nuevos trabajos”.

Hasta ahora ha publicado mayoritariamente novelas, pero en este caso estamos más ante un ensayo, ¿no es así?

“Es un ensayo, pero para hacerlo más comercial y ameno todas las anécdotas están noveladas, por ejemplo, yo desarrollo un episodio de Camarón que en una comida con los carniceros no quiso cantarles. Lo desarrollo como si fuera un relato”.

¿Ha tenido muchos problemas en todo lo relacionado con la figura de Camarón?

“Si el libro en vez de salir en 2015 ha salido en 2017 es por ese tema en concreto, pues no ha habido forma de que la familia de Camarón y sus representantes me contestasen, y no quería meterme en la aventura sin ningún permiso”.

¿Y la ayuda institucional?

“Ninguna, nadie se ha querido implicar en el tema, ni el PP ni el PSOE ni el PA, quizás al final un poco Fran Romero fue el que me facilitó el contacto con el representante de Camarón para negociar yo con él, pero nada más. Todos sabían que se estaba haciendo este libro y nadie me dijo nada”

Finalmente el libro verá su publicación en el que han denominado ‘Año Camarón’, cuando se cumplen 25 años de su muerte

“Así es, verá la luz entre el 30 marzo y el 6 de abril, cuando logremos el permiso de los representantes de Camarón. Y espero que el libro tenga su repercusión, pues la historia de la Venta de Vargas es la historia de San Fernando, hablo de la Guerra Civil, del último alcalde republicano Cayetano Roldán, las diferentes fases de la historia de San Fernando, desde los años de la decadencia de la Posguerra hasta la llegada de La Bazán y la industria, que dio a la ciudad un crecimiento importante, con su clase media importante y también con unas clases bajas en barrios como Las Callejuelas, donde estaban los mariscadores o la gente que trabajaba en las fraguas, creando un contraste social muy grande entre unos y otros”.

Venta de Vargas

¿Y es la Venta de Vargas es vehículo para contar esa historia?

“En la Posguerra paraban aquí la gente de dinero, los señoritos, que eran los que de verdad movían el flamenco, aparte del que se cantaba a mediodía y por las mañanas en las tabernas y en los güichis. Luego estaba el flamenco de ‘cuarto de cabales’, organizado por los señoritos para sus fiestas. Cuando estos volvían de Cádiz de estar en el ‘Pay-Pay’ llegaban a las doce de la noche o la una de la madrugada a la Venta y Juan Vargas les organizaba una nueva juerga toda noche.

¿Este libro tendrá también edición digital?

“En principio no, es un libro con 80 fotografías, y será mucho más atractivo en papel”

¿Qué repercusión espera del libro?

“Pues que esté al alcance de estudiantes, ya que es una parte fundamental de la historia de San Fernando. En nuestra ciudad sólo tenemos así los dos tomos de Clavijo, escrito bajo un sesgo ideológico concreto. Yo aporto una visión neutral. Ataco al General Varela porque en dos días fusiló a la entonces Corporación Municipal en el Golpe de Estado pero también elogio que años después llegase a San Fernando La Bazán o la Constructora Naval.

¿Y quién ha apoyado este proyecto?

Pocos, la familia Picardo, mis amigos a título muy personal y con cosas muy concretas. También quiero dar las gracias a Diego Moreno, del Museo Municipal, y a José Luis López Garrido, del Archivo Municipal. Estas dos personas han colaborado conmigo a nivel de investigación.