El San Fernando pierde en casa contra La Roda por 0-1

Pese a la derrota y la gran respuesta de la afición en casa, los azulinos siguen décimos

Dos viejos conocidos de los últimos años se volvían a ver las caras en Bahía Sur. Azulinos versus rojillos. El guion del partido no fue el mismo del de la temporada 2012-2013, en el que La Roda se adelantaba también con gol de Juanjo. Esta vez no hubo épica remontada.

San Fernando
Salvi Reyes

Las gradas presentaban un enorme ambiente con una entrada digna de un play-off. La afición demostró que La Isla es Azulina. Lástima que luego el resultado no acompañara. A la afición solo cabe darles las gracias y pedirles tranquilidad y fe.

Al San Fernando se le sigue atragantando jugar en casa. Solo dos victorias (Mérida y Jumilla). Hay que trabajar para encontrar la solución ya, pues la que se avecina es brutal.
El conjunto de Pato Grao se asomó poco por el área de Salva, pero fue con peligro. Ya daba aviso al minuto y medio cuando Salva tuvo que sacar una mano extraordinaria para evitar el gol en el cabezazo de Samu. A decir verdad, los primeros compases fueron de tanteo y respeto. Cada equipo con sus propios argumentos.

Tras varios acercamientos isleños con cierto peligro, pudo llegar el gol en una buena conexión arriba con remate final de Carralero a centro de Iván (19’). Posteriormente se cantaba gol en un remate al primer palo de Regino que pasó a la izquierda del meta Pulpo Romero (22’). En el minuto 30, Luque por la izquierda buscaba juego por dentro sobre Dani Martínez, cuyo lanzamiento con la izquierda atrapaba el meta rodense. Corrían buenos momentos, pero de repente nubes negras.

El único gol del partido fue obra del máximo goleador del grupo, Megías, en el minuto 38. Lo que se temía del equipo visitante, el juego a balón parado, fue clave para el gol y para los tres puntos. Tras varios rechaces, el balón caprichoso acaba en el pie de Megías que fusilaba a Salva (0-1).

El gol fue un mazazo que dejaba seminoqueado a los azulinos. Se le vio al equipo espeso de ideas y de soluciones, falto de fluidez e intranquilo. Con el preocupante 0-1 nos fuimos al descanso. En la foto inferior, el meta Pulpo Romero está atento a un ataque isleño.

La segunda parte comenzó con un San Fernando más activo y más fluido. El primer síntoma de la mejoría llegaba en el minuto 46 con una puerta atrás de Espinar que en primera instancia nadie llegaba, pero luego aparece Carralero sirviendo sobre la cabeza de Iván que remataba demasiado suave y centrado. En el 51’ Espinar se revuelve y lanzaba arriba.

Méndez buscaba la medicina con un doble cambio. Hace debutar a Bruno Herrero en lugar de Lolo Garrido y entraba Javi Medina para jugar entre líneas en lugar de Espinar.

Megías a la primera que puede volvía a dar aviso de su olfato de gol. Los de La Isla volvían a la carga con una escaramuza de Iván, pero los rojillos se estiraban arriba con peligro, como el lanzamiento de Palau que desviaba Salva en el 69’.

Agotaba sus cambios Ñoño con la velocidad de Zelu por un agotado Carralero. Los últimos minutos eran un acoso y derribo. Los nuestros merecieron mejor premio. ¡ Hasta Regino lo intentaba de chilena! Lástima que Sergio Castillo no encontrara las mallas cuando se revolvió en el interior del área.

Lástima que Javi Medina no superara en un mano a mano al Pulpo. Lástima la doble ocasión de Gerrit. Sin gol, no hay paraíso que valga.  La derrota ha sido un duro mazazo a las ilusiones, pero toca levantar cabeza. El éxito en el fútbol se logra por los obstáculos que se superan. Si se mira la clasificación hay margen para ser optimistas. ¡Vamos a serlo!