“Siempre busco la complejidad de las cosas”

El diseñador Álvaro Baturone ve en la presentación que hará el día 3 de febrero en el Simof una oportunidad de lanzar su marca

Álvaro Baturone conoció las posibilidades del diseño estudiando Bachillerato de Arte en el Jorge Juan. Su idea siempre fue estudiar Bellas Artes, pero las circunstancias se lo impidieron. Se matrículó entonces en la Escuela de Artes de Cádiz y comenzó el ciclo superior de Estilismo e Indumentaria. Conoció la existencia de los diferentes certámenes de moda y la casualidad quiso que pudiera realizar sus prácticas con el diseñador granadino Antonio Gutiérrez.

Álvaro Baturone

Él mismo se reconoce como un apasionado del flamenco en general y de los trajes de flamenca en particular. Este cúmulo de circunstancias le hicieron presentarse al certamen de diseñadores noveles en el Saló Internacional de Moda Flamenca -Simof-. Su proyecto de final de curso es la colección que presentará al certamen del Simof.

A sus 22 años ya lleva dos cosiendo, “creo que me he tirado muy pronto a la piscina”, apostilla. Hasta ahora sus trabajos habían sido para la asignatura de ‘Estilismo’, “mini colecciones, bocetadas, maquetadas, con su investigación, pero no confeccionadas”. La de trajes de flamenca es la primera que ha confeccionado.

Álvaro Baturone

“Los trajes de flamenca me han encantado siempre, ya sea por su colorido, los volúmenes, lo que simboliza en nuestras raíces y tradiciones. El de flamenca es el único traje regional que cada año se renueva, en el resto de países del mundo no es así. Yo apuesto por mirar hacia lo que tenemos dentro y no tanto hacia afuera”, añade Baturone.

La colección que Álvaro Baturone presenta en el Simof 2017 consta de 10 trajes, que son los que por normativa deben presentar los diseñadores noveles que concurren al certamen. Está inspirada en la película y en el musical ‘El Fantasma de la Ópera’, de Andrew Lloyd Webber, “y trato de captar en mis trajes la historia de amor entre el fantasma y la chica”, explica. Preguntado por cómo puede plasmarse ‘El Fantasma de la Ópera’ en el flamenco, su respuesta es contundente: “costó mucho, vi en mes y medio la película cuatro veces al día y constantemente tenía puesta la música en el móvil, todo ello allí en Granada de prácticas. Todas las ideas las apuntaba en la libreta que siempre tenía al lado. Poco a poco le di forma y creo he podido contar esa historia en diez trajes”, añade.

Álvaro Baturone

Baturone encuentra que será un escollo no contar en la presentación con música y decorado en la pasarela acorde, con lo cual piensa que será complicado que el público y el jurado pueda interpretar lo que quiere transmitir.

Fue Antonio Gutiérrez quien le animó a presentarse a Simof. Pero ello exigió un importante esfuerzo económico, que pudo solventar gracias a un trabajo que consiguió en el popular restaurante ‘Casa Naca’. Los días libres elaboró el dossier y lo envió a Sevilla: pasó el primer corte de historia, bocetos y fichas técnicas. El segundo corte, fue un traje, “para ponderar la confección, entonces una vez superado, me notificaron mi selección”, afirma.

Otro problema que se le planteó, la realización de los 10 trajes él solo, “sin tiempo ni manos. Los trajes que se presentan en pasarela no es el que llevas a la Feria de San Fernando, es un traje  para una Feria de Sevilla o Jerez, trajes grandes. Más volumen de enaguas, apliques, pedrerías, trajes de pasarela, vamos”, explica. Gracias a la ayuda recibida de una serie de amigas y amigos pudo superar un escollo más. “Sin ellos no habría sido posible, se han volcado conmigo, desde algunos que no sabían coser y hacían lo que les decía a los que sí sabían: Elena, Rosi, Claudia, Lucía, Carlos, Jaime, Mariví, Vicky, Mari Carmen, Mari Paz, Irene, Antonio, Laura, Charly, Fátima, Rocío y Belén… Han sido muchas personas pero incluso con un día que han venido a ayudar, pues les reconozco lo que han hecho. También tengo mucho que agradecer a mi familia, en especial a mis tías abuelas que son las que me aguantan, con mis mosqueos y mis disgustos”. Álvaro Baturone ha confeccionado su colección en tiempo récord, mes y medio, cuando lo lógico, según explica, “hubiera sido empezar en septiembre.

Álvaro Baturone

Álvaro Baturone añade que sus trajes están realizados para “la mujer andaluza, que tiene formas, sensualidad, tiene su pecho, cinturita, y caderas”.

El viernes 3 de febrero presentará su colección, al parecer siendo uno de los primeros en desfilar. De entre los 10 nóveles que concursan, el jurado deberá elegir la mejor, cuyo autor recibirá un premio de 5.000 euros y un año de promoción y poder presentarse al próximo Simof con rebaja en el precio. Todos los ojos de La Isla estarán pendientes de él, lo que le supone “una gran responsabilidad”. Acompañarán sus trajes los complementos de Rocío Ferreiro y los zapatos de Ana Conforto, ambas también de La Isla.

Y qué espera que pueda suponerle el Simof a Álvaro, pues lo resume así: “espero algo bueno, que pueda crear mi propia marca de moda flamenca. También quiero hacer sastrería de caballero. Son dos ámbitos muy distintos pero compaginables, siempre busco la complejidad de las cosas, siempre me voy a lo más difícil, he fusionado ‘El Fantasma de la Ópera’ con el flamenco. Mi idea es poder establecerme como empresario y en el caso de ganar, lo primero es recuperar la inversión que he hecho. Estoy contento con el resultado y hay mucha gente pendiente de mi, Simof es un gran escaparate que quiero aprovechar”, concluye.