Nuevo varapalo para la educación andaluza

Los resultados del informe PISA, la prueba educativa más reconocida del mundo, acentúan las desigualdades entre el norte y el sur del país

Andalucía vuelve a suspender con bajada de puntos en matemáticas y ciencias y una leve subida en compresión lectora

El esperado informe PISA, la prueba educativa más famosa y reconocida del mundo, ha vuelto a confirmar en su sexta edición las diferencias entre el norte y el sur del país, unas desigualdades que no sólo afectan al desempleo sino que se acentúan de lleno al hablar de la educación, clave para combatir precisamente las elevadas tasas de paro. La España a dos velocidades no logra reducir distancias tras conocer los resultados de esta última prueba.

colegio-estudiantes-clase-educacion-2

Andalucía vuelve a salir mal parada en una prueba en la que los países asiáticos tienen el honor de ocupar los primeros puestos en educación mientras nuestro país apenas varía en sus notas sobre una escala en la que la media es de 500 puntos. Por el contrario, comunidades como Castilla y León, Madrid o Navarra logran superar la media española, compitiendo con los mejores.

Tres años después de la última prueba, la comunidad autónoma andaluza no logra situarse entre las regiones españolas que avanzan puestos en un ranking considerado clave para el progreso social sino todo lo contrario vuelve a suspender. Según los datos publicados hoy, martes, correspondientes al informe PISA 2015, Andalucía ha descendido nada más y nada menos que trece puntos en ciencias situándose en el último puesto en esta materia al pasar de 486 puntos en 2012 –la prueba se hace cada tres años- a 473 puntos. Esto sitúa a la comunidad autónoma una distancia de 10 puntos de la media nacional donde el comportamiento tampoco ha sido muy bueno tras descender tres puntos (493).

Andalucía tampoco mejora en matemáticas, sino más bien todo lo contrario, ya que, según el estudio, se ha producido una bajada de seis puntos al pasar de 472 en 2012 a 466 en 2015. Este descenso coloca a Andalucía en el antepenúltimo puesto en el ranking superado sólo por Canarias. Este empeoramiento en matemáticas la distancia aún más de la media nacional ya que precisamente en esta materia el país logra subir dos puntos, situándose en 486 puntos. Y es en esta materia en la que España logra aproximarse a la media de los países de OCDE tras caer en estos dos puntos de 2012 a 2015, situándose en 492.

colegio-estudiantes-clase-educacion-3

Al menos hay algo en lo que mejoran los andaluces y es en comprensión lectora al subir en dos puntos (479). En esta materia destaca la subida en el conjunto de país de ocho puntos (496 frente a los 488 de 2012) lo que le pone incluso por encima de la media de la OCDE, en la que bajan en la prueba tres puntos (de 496 a 493). El descenso generalizado en los resultados de los países desarrollados ha permitido que España se sitúe pareja a la media.

Una prueba de reconocido prestigio

Pero ¿Por qué es importante el informe PISA? Simplemente porque es una de las pruebas educativas más conocidas y más importantes a nivel mundial. El Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) es un examen cuyo objetivo es medir no lo que los estudiantes han aprendido sobre una materia sino como usan los conocimientos que tienen tanto fuera como dentro de la escuela. Esta evaluación se viene realizando desde el año 2000 cada tres años y en el caso de España destaca que esta es la primera vez que han participado todas las comunidades autónomas, confirmándose el profundo desequilibrio en la sociedad española, con acentuadas diferencias en la puntuación.

El examen lo prepara la OCDE con los países participantes en las pruebas realizadas entre áreas concretas: Ciencias, matemáticas y compresión lectura. En la última prueba han participado un total de 72 países, 35 de la OCDE y 37 invitados, con un número total de 540.000 alumnos. En el caso de España han participado un total de 37.000 alumnos de 980 centros escolares.

Lo preocupante de los resultados de este informe en Andalucía, no es ya que se sitúe a la cola, sino la diferencia con las comunidades autónomas que logran los mejores resultados como son Castilla y León o Madrid, con 519 y 516 puntos respectivamente en el área de Ciencias. En matemáticas, en las que Navarra y Castilla y León logran 518 y 506 puntos respectivamente, volviendo a superar la media de la OCDE, o en compresión lectora, donde vuelven a destacar Castilla y León, Madrid y Navarra con 522, 520 y 514 puntos, cada una de ellas. Curiosamente estas comunidades cuentan con tasas de desempleo bastante inferiores a la Andaluza, situada actualmente en 28,5%, diez puntos por encima de la media nacional y casi 19 de la media de la zona euro.

Los datos del informe PISA obligan a plantearse también la inversión en educación en la comunidad autónoma andaluza muy por debajo también de las comunidades que ocupan los primeros puestos según los últimos informes de Save de Children. De esta manera, los gastos en educación son prácticamente el doble en comunidades como País Vasco, Madrid, Navarra, Castilla y León, y Aragón que en regiones como Melilla, Canarias, Murcia, Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Ceuta.