Jornada de formación RCP para 800 jóvenes alumnos de San Fernando

La Junta de Andalucía organiza este evento de formación con motivo del Día Europeo de la Parada Cardíaca

La delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Cádiz ha organizado una nueva sesión de formación masiva con motivo del Día Europeo de la Parada Cardiaca, junto a la Delegación de Educación, Cultura y Deporte y el Ayuntamiento de San Fernando. Las jornadas, celebradas en el pabellón deportivo del colegio Compañía de María, han estado coordinadas por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, a la que se han unido en esta ocasión instituciones públicas gaditanas.

Formación

El Día Europeo de la Parada Cardiaca se conmemora desde 2013 todos los 16 de octubre, estando este año dedicado especialmente a los más jóvenes, bajo el lema “Los niños salvan vidas”. Estas jornadas están enmarcadas dentro de una campaña puesta en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC) con la finalidad de sensibilizar a la población y trasladar diez principios en los que se fundamenta el incremento de la supervivencia a la parada, comenzando por el hecho de que cualquier persona puede salvar una vida, incluso los niños (1).

Los expertos aseguran que hasta dos horas de formación en resucitación cardiopulmonar (RCP) al año para niños en edad escolar son suficientes (2). La formación debe ser práctica, aunque puede estar reforzada con enseñanza teórica, incluso virtual y se puede llevar a cabo sin un equipo sofisticado o maniquíes de reanimación específicos (3). Esta capacitación tendría que repetirse anualmente y comenzar a la edad de 12 años o antes (4). Además, los niños entrenados deben tener como tarea entrenar a otras 10 personas y ser animados a informar sobre la necesidad de las técnicas de reanimación cardiopulmonar (5).

El Consejo Europeo de Resucitación destaca la amplia gama de personas, incluyendo médicos, enfermeras, Técnicos de Emergencias Sanitarias, policías, bomberos, estudiantes de medicina y enfermería, y otras profesiones sanitarias, maestros capacitados y muchos otros voluntarios que pueden enseñar con éxito RCP a los escolares en las escuelas, en los hospitales y en otros lugares (6). Además, insta a los responsables públicos de educación y a otros líderes políticos de cada país a poner en práctica un programa nacional para la enseñanza de la RCP para niños en edad escolar (7) y a los Consejos Nacionales de Resucitación a llevar a cabo esta campaña (8), con la que los niños también aprenderán responsabilidad social relevante y habilidades sociales (9).

En definitiva, estos expertos concluyen poniendo de manifiesto que los programas nacionales que forman a niños en edad escolar en RCP pueden salvar más vidas, mejorar la productividad de la sociedad y reducir los costos de salud (10).

Durante las jornadas, que han contado con la presencia del delegado Territorial de Educación, Cultura y Deporte, Juan Luis Belizón, la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavala y el director del 061 en Cádiz, Jesús Enrique Martínez, más de 800 alumnos de educación secundaria y bachillerato de los colegios de San Fernando (Cádiz) han recibido en una mañana entrenamiento en reanimación cardiopulmonar, por más de 25 docentes que de forma voluntaria participan en esta iniciativa y que pertenecen a las siguientes instituciones colaboradoras: 061, Servicio Andaluz de Salud, la Facultad de enfermería de la Universidad de Cádiz, Transporte de Críticos, Cruz Roja, la Asociación Cardíaca Trébol de Corazones, Protección Civil de San Fernando y el Consorcio de Bomberos de Cádiz. Con esta iniciativa, la Consejería de Salud pretende aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible.

El Consejo Europeo de Resucitación, promotor del día europeo de la parada cardiaca, ha calculado que más de 100.000 personas al año podrían salvar sus vidas en Europa si se alcanzaran las tasas de formación de ciudadanos en estas técnicas que tienen en países referentes como Países Bajos o Suecia. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha formado desde entonces a 2.845 gaditanos, entre primeros intervinientes en las situaciones de emergencias y alumnos y profesionales de la comunidad educativa. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

 Distinción especial

Como ejemplo de ello, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha distinguido a dos policías locales de Algeciras, José Manuel Manso Román y Juan Miguel Moreno Sánchez, en este día europeo de la Parada Cardiaca por su intervención de forma especial en la asistencia de una mujer de 40 años que sufrió una parada cardiaca mientra sacaba dinero en un cajero en la callejo del Muelle de la localidad algecireña, el pasado mes de diciembre. Gracias a su eficaz y rápida actuación aplicando las maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas mientras llegaba el equipo sanitario al lugar, estos dos profesionales pudieron salvar la vida de esta mujer que fue trasladada al centro hospitalario de referencia por el dispositivo de cuidados críticos y urgencias del Servicio Andaluz de Salud y fue posteriormente dada de alta sin que presentara secuelas.

El servicio provincial del 061 de Cádiz ha realizado en estos años dos reconocimientos al Instituto Municipal del Deporte del Ayuntamiento de Cádiz y a la Intercomunidad Jardines de Zahara por la dotación y formación de personas que han permitido la intervención ante una situación de parada cardiorrespiratoria, así como policía local de Cádiz, Juan Manuel Sánchez, por su pronta y eficaz intervención en ayuda de una persona que sufrió una súbita perdida de conciencia en Cádiz.

RCP Telefónica

Desde los centros coordinadores de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, se anima y se explica a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de 1 de cada 10 personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardiaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda.

En Andalucía, la Consejería de Salud ha implantado en los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061 un protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardiaca, gracias al cual testigos presenciales de una parada cardiaca pueden realizar las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de la ayuda. Está demostrado que intentar aplicar estas técnicas, a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes, llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados. La RCP telefónica ayuda a personas que no tienen conocimientos sanitarios a realizar estas maniobras, medida que ha sido aplicada en Cádiz en 16 ocasiones este año.

 Técnica de reanimación cardiopulmonar

La parada cardiorespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontáneas. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima.

 Cadena de supervivencia

Durante las sesiones formativas, los asistentes pondrán en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenderán la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.